Rubalcaba 2012

El pasado domingo, durante un acto electoral en León, el Presidente Zapatero anunciaba su intención de no resignarse a una derrota electoral, de estar dispuesto a “darle la vuelta a las encuestas” antes de las próximas elecciones generales. Unos días después, sorprendía a la mayoría de ciudadanos con una reforma en profundidad de su gobierno, que iba mucho más allá de sustituir al Ministro de Trabajo, como él mismo había anunciado. No entraré a valorar las implicaciones políticas de algunos de estos nombramientos; Pablo Simón ha escrito una entrada excelente sobre el tema, y comparto todas sus apreciaciones. Lo que me pregunto, imagino que como tantos otros, es: ¿serán suficientes estos cambios para revitalizar las expectativas electorales del PSOE de cara a las próximas elecciones?

Y mi respuesta es: no. No hay más que echar un vistazo a la evolución de algunas variables claves para comprobar rápidamente que los socialistas se encuentran, a día de hoy, a una distancia insalvable de la victoria electoral. Como se refleja en el gráfico bajo estas líneas, la valoración de Zapatero como presidente, y del gobierno en su conjunto se encuentran, según el último barómetro del CIS disponible a fecha de hoy (julio de 2010), por debajo del 3,5: aún levemente por encima de las valoraciones de Rajoy y de la oposición en conjunto, pero muy lejos de cualquier valor que sugiera que es posible revertir la situación. Se trata del valor más bajo, con diferencia, de todo el gobierno de Zapatero, que destaca muy especialmente si tenemos en cuenta que, durante su primera legislatura, siempre se mantuvo por alrededor del 5.

Gráfico 1: Evaluación de Zapatero y Rajoy; y de la labor del gobierno y la oposición

Fuente: Barómetros del CIS (Abril 2004-Julio 2010)

Resulta curioso, sin embargo, observar cómo durante toda esta segunda legislatura la valoración del gobierno se ha mantenido siempre ligeramente por debajo de la de Zapatero como presidente, lo cual es una señal evidente de que algo estaba funcionando mal en la composición del gobierno (probablemente la inclusión en el gabinete de Zapatero de algunos ministros con una baja valoración por parte de votantes del PP y otros partidos). Esta renovación de gobierno, con sus claros guiños a la izquierda (Rosa Aguilar, Valeriano Gómez) y derecha (desaparición del ministerio de Igualdad, ascenso de Rubalcada – el ministro mejor valorado entre los votantes del PP), parece tener la clara intención de arañar votos en la izquierda y el centro-derecha. Sin embargo, en lo que debería centrarse Zapatero es en tratar de recuperar a sus antiguos votantes de 2008: según los datos del siguiente gráfico, cerca del 50% de ellos no volverían a votar por el partido socialista si se celebrasen elecciones mañana. Y, de nuevo, estos datos son de julio de 2010 – la cifra actual es probablemente bastante más desastrosa.

Gráfico 2: Lealtad partidista (porcentaje de encuestados que mantienen el sentido de su voto)

Fuente: Barómetros del CIS (Abril 2004-Julio 2010)

Y la pregunta que sigue en la mente de todos es aquella con la que cerraba mi última entrada: ¿intentará Zapatero repetir como candidato socialista por tercera vez? Para ser sincero, no tengo una opinión formada al respecto, porque me da la impresión que ni él mismo ha tomado una decisión aún. Estoy de acuerdo con Roger en que, hoy por hoy, el PSOE no tiene ninguna posibilidad de ganar en 2012. Ni una rápida recuperación económica, ni cambios drásticos en el gobierno, ni el fin de ETA pueden salvar de un gran castigo electoral a un gobierno y a un candidato tan desgastados. Sin embargo, no tengo tan claro que Zapatero vaya a resignarse tan fácilmente, y algunos de los movimientos en esta última reforma de gobierno dan pistas muy interesantes sobre cuáles pueden ser sus futuros movimientos.

Me refiero, en concreto, al ascenso de Rubalcaba hasta convertirlo prácticamente en un segundo Presidente. Estoy de acuerdo en que esto lo convierte en un “sucesor natural de Zapatero”. Y parece más que probable que, si el presidente percibe que su candidatura es un lastre para el PSOE, intente jugar la carta Rubalcaba, con la esperanza de poder mantener al partido en el poder. Sería una jugada que, por otra parte, tendría mucho sentido dado que, hoy por hoy, Rubalcaba no es únicamente el ministro mejor valorado, sino también el que mayores posibilidades tendría de arrebatar la victoria electoral al PP.

Como ejercicio de política ficción, para apoyar esta última intuición, a continuación muestro los resultados de una pequeña simulación, en la que intento predecir, utilizando el último barómetro del CIS y estimando un modelo multinomial, qué sucedería si se celebraran elecciones mañana y Zapatero fuera sustituido por otro candidato (en este caso, por otro ministro, puesto que son los únicos datos disponibles). Los resultados deben interpretarse con mucha cautela, no sólo porque se trata lógicamente de un uso de los datos diferente a su intención original (el proceso que sigo es estimar un modelo de voto, en el que tengo en cuenta la valoración de Zapatero como una de las variables independientes claves; y posteriormente utilizo los coeficientes para predecir los valores sustituyendo esta variable por la valoración de cada uno de los ministros, a nivel individual), sino también porque algunos de los supuestos de este tipo de modelos no se cumple a la perfección. Sin embargo, creo que los resultados son lo suficientemente interesantes y sugerentes como para compartirlos.

Predicción de voto si mañana se celebraran unas elecciones generales

Fuente: Barómetros del CIS de Julio de 2010

Los resultados son interesantes porque, aunque la valoración de cada candidato está lógicamente muy correlacionada con su rendimiento electoral ficticio, la distribución de esta valoración entre los votantes de diferentes partidos indica como cada uno de ellos “activaría” su voto en contra, o influiría en el nivel de abstención. Sin embargo, lo más sugerente de estos datos es el hecho de que tan solo tres ministros (Rubalcaba, De la Vega y Chacón) obtendrían un mejor resultado que Zapatero. Y, de estos tres, Rubalcaba sería el único capaz de plantar cara al PP, quedándose a una distancia de únicamente tres décimas en intención directa de voto. ¿Será Rubalcaba el sucesor de Zapatero, si éste decide dar un paso atrás antes de 2012? Si las expectativas electorales del PSOE mejoran ligeramente de aquí a entonces, me aventuro a afirmar que probablemente sí.

Seguir leyendo » · Escrito el: 21-October-10 · · 5 comentarios »

5 comentarios en “Rubalcaba 2012”

  1. Efecto Rubalcaba « Geografía Subjetiva escribió:

    [...] La cuestión es cómo funciona Rubalcaba para esa gran cantidad de personas que si le admiran ni le odian. Las encuestas de opinión indican que Rubalcaba es el ministro mejor valorado (Interior en una época casi sin atentados y con detenciones casi diarias), tanto que podría ser el candidato ideal de su partido. [...]

    30 October 2010 a las 9:03
  2. Análisis político: Ingreso médico de Rubalcaba « Culturalia escribió:

    [...] A efectos prácticos, el ingreso de Rubalcaba supone un parón en la estrategia de los socialistas de cara a las elecciones municipales de mayo, donde éste político es una de sus grandes bazas. La ausencia a los mítines y actos programados será un lastre hasta que este se recupere y pueda apoyar a los candidatos con su presencia. [...]

    09 March 2011 a las 16:16
  3. Análisis político: Ingreso médico de Alfredo Pérez Rubalcaba « Culturalia escribió:

    [...] A efectos prácticos, el ingreso de Rubalcaba supone un parón en la estrategia de los socialistas de cara a las elecciones municipales de mayo, donde éste político es una de sus grandes bazas. La ausencia a los mítines y actos programados será un lastre hasta que este se recupere y pueda apoyar a los candidatos con su presencia. [...]

    09 March 2011 a las 16:21
  4. Pablo escribió:

    Touché!

    11 July 2011 a las 1:22
  5. Helena escribió:

    Rubalcaba sin duda uno de los mejores para representar nuestro país , lástima que salió como presidente un hombre , que no sabe ni de lo que habla .

    25 November 2011 a las 17:41